"Llego a casa" de Damián Furfuro






Llego a casa tarde, otra vez pasadas las ocho de la noche, todo el día trabajando desde muy temprano. Siempre creí que pasando los treinta correría menos y que estaría más tranquilo, pero qué equivocado estaba. Siento que los días pasan tan rápido que se me escurren entre los dedos, sin lograr sacar algo que disfrute de ellos. Mi vida se desarrolla día tras día, dentro de una calesita de monotonía interminable, que nunca para de girar y de la que no veo forma de poder bajarme. Un trabajo sin motivaciones, el mal humor de la gente en la calle, horas enteras dentro de un auto entre el caos del tráfico, sólo un engranaje más, un autómata movido por el designio de otros. Pienso esto y de forma inmediata me inunda la culpa, como si el quejarme estuviera prohibido y la culpa fuera mi castigo. Una doctrina social en acción escrita con tinta invisible en los renglones de mi inconsciente.

Llego a casa (fragmento) de Damián Furfuro.

Comentarios

ENTRADAS POPULARES

"Enrique Martín" de Roberto Bolaño